Aventura Time: Pirates of the Enchiridion

Al jugar este juego de Hora de Aventuras (Aventure Time en inglés) fuimos confrontados con algunos sentimientos mixtos. Por un lado es siempre agradable revisar Finn y Jake, pero por otro, fue decepcionante percibir que, como tantas otras adaptaciones de series de animación a los videojuegos, este Pirates of the Enchiridion no va más allá de ser un juego perfectamente mediano y dispensable. Este juego en particular se basa en la última temporada de la serie, que ha causado algún furor, y por lo que parece ser un juego algo oportunista, poco cocinado e inspirado.

El humor vive mucho del timing, sea el timing de ciertas acciones o el timing en que se dicen las palabras. Si ese momento no funciona, el potencial poder chistoso de las bromas pierde gran impacto. Esto es algo muy evidente en series y películas que se adaptan a los videojuegos, y pocos juegos han sido capaces de hacer esta transición – como los juegos de South Park a ganar destaque por la positiva en este campo específico. El hecho de que los creadores de South Park participar de forma tan activa en la producción de los dos juegos, ayudó ciertamente a que el resultado fuera muy positivo, pero eso no sucedió con Adventure Time. La escritura no es la mejor, y las interpretaciones de los actores es decepcionante y lenta, lo que significa que rara vez las bromas pueden impactar.

Aventura Time: Pirates of the Enchiridion

No sólo de humor vive Adventure Time. El mundo en sí fue construido de forma muy positiva. Vayan a visitar un bosque sombrío, una isla hecha de pasteles, e interactuar con varios personajes divertidos, aunque ese deslumbramiento sea sol de poca dura. Si inicialmente parece ser un mundo con alguna vida, rápidamente percibimos que es todo en realidad una especie de fachada. Cuando más tiempo pasan en el mundo de Adventure Time, más evidente es que los personajes están parados, o caminan en trayectos muy cortos y repetitivos. Esta repetición se extiende a sus palabras, lo que significa que van a oír los mismos comentarios veces sin cuenta. Los puntos más fuertes de la serie Hora de Aventuras pasan por la alegría, el humor, y la vida del mundo y de sus personajes, y al fracasar en la recreación de estos elementos, Adventure Time: Pirates of the Enchiridion surge como un juego básico sin alma, con una “pintura” de Hora de Aventura por encima.

Uno de los puntos que más nos gustó fue el sistema de combate a la base de turnos. No es nada revolucionario o muy inteligente, pero funciona bastante bien, sobre todo dentro del contexto del juego. Tendrán acceso a ataques básicos, ataques especiales, bloqueos, elementos, y la posibilidad de huir. Es un sistema divertido y competente, aunque ha sido un enfoque muy seguro por parte del estudio. Se limita a copiar (bien) lo que ya se ha hecho en otros juegos, y aunque esto no es impresionante, es al menos eficaz.

En cuanto no están luchando o explotando el mundo, probablemente interrogar a otros personajes, normalmente recurriendo a la vieja táctica del “buen policía, mal policía”. También aquí el juego es bastante simple, y normalmente es muy fácil percibir cualquiera el mejor enfoque a tener durante una interrogación. ¿Y si eligen el enfoque equivocado? No se preocupen – recomen el interrogatorio y escojan la otra opción. Es decir, es una mecánica inconsecuente, cuyo resultado final son algunas interacciones (poco) divertidas entre los personajes.

Esto resume básicamente toda la experiencia de Adventure Time: Pirates of the Enchiridion: un juego inconsecuente que no es muy divertido. El más decepcionante fue percibir que probablemente habría sido posible hacer algo mucho más interesante con estas mecánicas y este mundo, pero el tiempo de producción no ha sido suficiente para concretar ese potencial. Encima de eso hasta reparamos en algunos bugs incómodos, aunque nada que perjudicara demasiado el juego. Sólo se recomienda para los grandes fans de la serie.

Deja un comentario